acia el Sur de El Ballestero, cerca de "Mirones", se halla el tramo mejor conservado del Camino de Aníbal, casi un kilómetro de antiquísima vía empedrada por la que los visitantes podrán seguir los pasos del famoso general hispano-cartaginés que con sus elefantes atravesó Pirineos y Alpes para atacar Roma.